La falta de registro en DDRR del propietario del inmueble, no resulta causa determinante para no dirigir la acción en su contra

Auto Supremo: 622/2014 | Sucre: 30 de octubre 2014

0
227
La Gaceta Jurisprudencial
Dr. Ramiro Carrillo A. | ABOGADO

En ese orden de los antecedentes se tiene, que la actora interpone demanda de usucapión, bajo el argumento de que se encuentra en posesión por más de 20 años del lote de terreno signado con el Nº 13, sito en la urbanización de Pacata Alta, el que cuenta con una extensión de 400m2, dirigiendo su acción contra presuntos interesados que pudieren oponerse, demanda que al haber sido observada en reiteradas oportunidades por el Juez de la causa, la actora adjuntó una certificación expedida por la oficina de Derechos Reales de Sacaba-Cochabamba por la que se acreditaría que el inmueble objeto de Litis no cuenta con registro en esa oficina (fs. 18), del mismo modo por la documental de fs. 71 y 72 expedidas por intermedio de la Sub Alcaldía de Tunari, se informó que el  inmueble se encuentra en zona de “conflicto por asentamientos ilegales” y que en la actualidad se encuentra en proceso de minutación por parte de la Unidad de Titulación Cbba. (EX FONVIS), motivo por el cual se amplió la demanda contra esta última institución, quien respondió negativamente a la demanda conforme se advierte por los memoriales de fs. 138- 139 y 148-150 de obrados, sin embargo sustanciado el proceso, antes del pronunciamiento de la Sentencia que fuera recurrida, la actora adjuntó en calidad de prueba de reciente obtención la Escritura Pública Nº 1772/97 de fecha 02 de agosto de 1997, documento por el que el Fondo Nacional de Vivienda Social, transfiere definitivamente el lote Nº13, ubicado en la urbanización Pacata Alta de la ciudad de Cochabamba, a favor de Roger Rodríguez Caballero, aspecto que correspondía ser observado al Juez de la causa, quien en su calidad de director del proceso, debe cuidar que el mismo se desarrolle sin vicios de nulidad conforme le imponen los arts. 3 núm. 1) y 87 del Código de Procedimiento Civil, correspondiendo vía saneamiento procesal,anular obrados hasta que se integre a la Litis a quien aparentemente tendría la titularidad del inmueble conforme la Escritura Pública Nº 1772/97 de fecha 02 de agosto de 1997, razonar en contrario implicaría una vulneración al derecho de defensa en el proceso con el que cuenta toda persona, respecto a las cuales se amplía los alcances de la cosa juzgada, característica de la Sentencia que se dicta en el fondo del proceso, cuyas disposiciones a ser adoptadas serán útiles en derecho y alcanzaran  sólo a las partes y a las que derivaren sus derechos de aquellas, conforme establece el art. 194 del Código adjetivo civil, de ahí que resulta necesaria y lógica su integración a la Litisno sólo a todas las personas que se verán afectadas con los alcances de la Sentencia sino sobre todo, a efectos de dar cumplimiento real y efectivo a las determinaciones asumidas por los órganos judiciales.

En ese entendido, es la misma actora quién presentó en calidad de prueba la escritura pública Nº 1772/97 de fecha 02 de agosto de 1997,por el cual Ex FONVIS transfiere definitivamente el lote de terreno Nº 13, Manzano “R-17-B”, sito en la urbanización Pacata Alta, a favor de Roger Rodríguez Caballero, reconociéndole al mismo tiempo la calidad de propietario del inmueble objeto de litis, persona que conforme los datos del proceso no participo en la sustanciación de la causa, sin que el hecho de la falta de registro de este supuesto derecho propietario en oficinas de Derechos Reales sea determinante para no dirigir la acción en su contra.

Bajo ese razonamiento, proseguir con la tramitación de la causa conllevaría no sólo inseguridad jurídica a las partes, sino también vulneración al debido proceso y al derecho de defensa, tutelados por la Constitución Política del Estado, no siendo pertinente pronunciarse respecto al agravio referido a la falta de legitimidad de la institución para recurrir de apelación, por ser este hecho posterior a la nulidad dispuesta por el Tribunal Ad quem.

Por los fundamentos expuestos, este Tribunal Supremo considera correcta la determinación asumida por el Tribunal de segunda instancia de anular el proceso hasta que se integre a la Litis a Roger Rodríguez Caballero; consecuentemente, corresponde a este Tribunal fallar en la forma prevista por los arts. 271-2) y 273 del Código de Procedimiento Civil.

Descargar “AS Nro. 622/2014” Auto-Supremo-622-2014.pdf – Descargado 282 veces – 319 KB