Dr. Ramiro Carrillo A. | ABOGADO

La línea Jurisprudencial trazada por éste Tribunal en el Auto Supremo Nº 496/2012 de 14 de diciembre, ha razonado que: “En el caso presente, de la revisión de obrados, se pudo advertir que a fs. 1131 el Banco Mercantil Santa Cruz S.A. solicitó conclusión del período de prueba habiendo el Juez mediante providencia de 28 de noviembre 2009 declarado expresamente concluido el término probatorio y mediante Auto de 4 de diciembre 2009 repuesto una parte de dicha providencia, quedando claramente establecida la determinación del Juez en sentido de que una vez organizado el expediente, los abogados de las partes en observancia del art. 394 del Código de Procedimiento Civil, formulen si creyeren conveniente sus conclusiones, notificándose con dicha determinación en fecha 8 de diciembre 2009; es decir que hasta esa fecha si el A quo advirtió que las partes no presentaron las conclusiones respectivas, de conformidad a lo previsto en el art. 395 del adjetivo civil con o sin las conclusiones debió decretar Autos para Sentencia; sin embargo de ello no existiendo dicho decreto de Autos, a partir de la conclusión del período probatorio, corre un plazo procesal en el que es el Juez como director del proceso a quien le corresponde actuar de conformidad a lo dispuesto en el art. 2 del Código de Procedimiento Civil, por el que los Jueces y Tribunales tendrán a su cargo y responsabilidad el necesario impulso procesal, para que las causas no se paralicen y concluyan dentro de los plazos probatorios; por lo que en virtud a esta norma, una vez organizado el expediente debió decretar Autos para Sentencia, no necesitando en esta etapa de gestión de alguna de las partes. En ese sentido la ex tinta Corte Suprema de Justicia, a través de A.S. Nº 171/06 precisó que: “(…) debe entenderse que las causales de improcedencia de la perención de instancia, catalogadas por el artículo 313 del Código de Procedimiento Civil, no son concluyentes. Como se podrá advertir, de la interpretación armónica y sistematizada de los artículos 2, 309, 394 y 395 del citado Código, se concluye que no puede operar la perención de instancia, una vez que el Juez de primer grado clausuró el periodo de prueba, en el entendido de que los actos procesales que deben desarrollarse a continuación importan el impulso procesal del administrador de justicia y no de las partes“, razonamiento reiterado en el Auto Supremo Nº 07/ 2013 de 30 de  enero.

Asimismo el Auto Supremo Nº 481/2015-L de 26 de Junio, ha establecido que “Teniendo en cuenta estos datos se establece que desde la última actuación hasta la fecha en que se solicitó la perención de instancia han transcurrido más de seis meses… Que, en el presente caso, la perención de instancia debe ser interpretada conforme a la etapa procesal en la que fue decretada y a las obligaciones inherentes al órgano jurisdiccional, en ese sentido se tiene que en el caso de Autos, se decretó la clausura del término probatorio a fojas 254 vta., y se presentan los alegatos en conclusiones de la parte demandante en fecha 12 de agosto de 2008 y de la parte demandada en fecha 27 de agosto  de 2008, siendo obligación del órgano jurisdiccional, transcurridos las 48 horas de notificados los últimos alegatos en conclusiones, que se realizó en fecha 10 de septiembre de 2008, providenciar Autos para Sentencia de conformidad al art. 395 del Código de Procedimiento Civil…Que, en el caso de análisis, la declaración de perención de instancia no corresponde, al estar el Juez de la causa obligado a decretar Autos para Sentencia de conformidad al art. 395 del Código de Procedimiento Civil, al haberse concluido la presentación de alegatos en conclusiones, por consiguiente la paralización del proceso se debe a una omisión de órgano jurisdiccional, que no tiene como efecto la sanción de perención de instancia”.

De igual manera en el Auto Supremo Nº 970/2015-L de 27 de octubre se ha concretado que “…la perención de instancia dispuesta por Auto Interlocutorio de fs. 327, no puede ser aplicado, toda vez que, al haberse presentado memorial de conclusión del periodo de prueba y considerado que fue el mismo por el A quo, determina el cierre del plazo probatorio (ver fs. 214 y vta.), dichos actuados dieron secuencia a la causa, ya que, al ser una solicitud trascendental para la continuidad del proceso, no operaba la perención de instancia”.

Finalmente en el Auto Supremo Nº 1071/2015-L de 17 de Noviembre se ha especificado que “…de ahí que los actos procesales para interrumpir a la Perención de instancia deben ser consecuentes a dinamizar el proceso mediante el impulso procesal, o sea, deben ser trascendentes a los fines de llegar a una Sentencia”.