Dr. Ramiro Carrillo A. | ABOGADO

Que así expuestos los antecedentes del caso en análisis y reconocida la competencia del Tribunal Supremo para resolver el conflicto de competencias suscitado, corresponde ahora dilucidar la problemática planteada y determinar cuál el Juez o autoridad jurisdiccional competente para conocer la acción de reconocimiento de unión conyugal libre y terminación por muerte, intentada por Teresa Rivarola Muñoz contra la esposa supérstite e hijos de Rafael Pinto Bruckner, a cuyo efecto se hacen las siguientes precisiones:
a) De los antecedentes venidos a este tribunal se concluye que estamos ante la tramitación de un proceso de reconocimiento judicial de unión libre o de hecho y posterior “ruptura” por muerte -conforme manifiesta la actora-, llevado a cabo ante un Juez Instructor, Mixto y Cautelar amparado en la previsión del artículo 214 in fine del Código de Familia. Empero, dicho trámite se torna en un proceso judicial eminentemente contencioso ante las oposiciones y respuestas a la demanda en las que todos los codemandados niegan acción y derecho a la actora Teresa Rivarola Muñoz.

b) Tomando en cuenta que la acción que motivó el presente conflicto, a decir de la demandante, concluyó con la muerte de quién consideró su conviviente, es de necesaria observancia la disposición contenida en el artículo 1001 in fine del Código Civil, aplicable en mérito a la disposición del artículo 168 del Código de Familia que dispone: “Si la unión termina por muerte de uno de los convivientes, se estará a lo que dispone el Código Civil en materia de sucesiones”.
En suma, de lo expuesto precedentemente, el razonamiento concluyente para atribuir competencia a una u otra autoridad jurisdiccional, está plasmado en la naturaleza del proceso, es decir que la acción de “reconocimiento de unión conyugal libre y terminación por muerte” que en esencia es voluntaria, en el caso de análisis se torna contenciosa, saliendo de la competencia otorgada en este caso al Juez de Instrucción Mixto y Cautelar de la localidad de Magdalena del Distrito Judicial del Beni y, en razón del territorio, demostrado como ha sido que el último domicilio del “supuesto conviviente” fue la ciudad de Cochabamba, tampoco posee la competencia para continuar con la tramitación del asunto sometido en principio a su conocimiento.

En consecuencia, teniendo en cuenta la naturaleza jurídica que caracteriza a la unión libre de hecho y su ruptura unilateral, así como los efectos que genera, similares a los del matrimonio civil, debemos inexorablemente concluir, por aplicación analógica de lo estipulado en el art. 143 numerales 1 y 2 de la Ley de Organización Judicial, arts. 158 y 373-h) del Código de Familia, que es competencia del Juez de Partido de Familia conocer y resolver la demanda planteada por Teresa Rivarola Muñoz contra la esposa e hijos de quién en vida fuera Rafael Pinto Bruckner.