El derecho a la inamovilidad laboral y el despido injustificado

No se pondrá término a la relación de trabajo de un trabajador a menos que exista para ello una causa justificada relacionada con su capacidad o su conducta o basada en las necesidades de funcionamiento de la empresa, establecimiento o servicio

No está permitido más de dos contratos a plazo fijo, al tercer contrato se...

En la actual legislación boliviana no está permitido que se efectúen contratos de trabajo a plazo fijo, en más de dos ocasiones contiguas, y con una distancia no mayor a 90 días entre contrato y contrato; en este sentido, ante un tercer contrato a plazo fijo, esta relación laboral adquiere todas las características de un contrato laboral indefinido.

Stay connected

968SeguidoresSeguir
12,917suscriptoresSuscribirte

Latest article

La Gaceta Jurisprudencial

La potestad del juez cautelar de disponer la libertad en los casos de sobreseimiento

El Juez cautelar puede modificar o determinar la cesación de las medidas cautelares cuando las causas que originaron la determinación de una medida como la detención preventiva ya no existe; así también podrá obrar, el Tribunal de alzada si acaso se hubiera apelado de la determinación del inferior.
La Gaceta Jurisprudencial

Emisión de órdenes judiciales para obtener elementos de convicción a ser presentados en audiencia...

Cuando ya exista acusación formal, independientemente de que se acuda o no al Ministerio Público, la o el imputado puede solicitar la documentación que requiera para su cesación a la detención preventiva de manera directa, descongestionando así la labor del Ministerio Público; considerándose también que en el instituto de medidas cautelares rige la libertad probatoria y a partir de esta facultad, será el juez o tribunal quien le otorgue el valor que corresponda a la prueba.
La Gaceta Jurisprudencial

Las condiciones materiales y formales de la privación de libertad: El principio de legalidad,...

El acusador debe llevar a la audiencia, la información que permita sostener que el imputado no tiene domicilio fijo y luego argumentar cómo se deriva de ese extremo la existencia del peligro de fuga; no basta indicar que no tiene domicilio, es necesario justificar cómo esa circunstancia, implica el peligro de fuga.